Imágenes de los robos en las gasolineras de Loeches, Torres de la Alameda, Mejorada del Campo y Alcalá de Henares tras la "Operación Motoreta"

Imágenes de los robos en las gasolineras de Loeches, Torres de la Alameda, Mejorada del Campo y Alcalá de Henares tras la "Operación Motoreta" Destacado

Los detenidos son A. A. de la T.  de Loeches y E.A.C de Rivas Vaciamadrid, ambos con antecedentes por hechos relacionados contra el patrimonio, a uno de los cuales se le imputan seis y al otro dos delitos de robo con violencia e intimidación en estaciones de servicio situadas en los municipios madrileños de Mejorada del Campo, Loeches, Torres de la Alameda y Alcalá de Henares.

Se les imputan seis delitos de robo con violencia e intimidación perpetrados en estaciones de servicio situadas en las localidades de Mejorada del Campo, Torres de la Alameda, Loeches y Alcalá de Henares, La Guardia Civil detuvo a dos personas por delitos de robo con violencia en gasolineras.

Se intervenieron, el arma detonadora que utilizaban en los asaltos, que se encontraba municionada con tres cartuchos de fogueo

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Grupo de atracos de la Comandancia de Madrid han logrado, en el marco de la “Operación Motoreta”, la detención de dos personas por su presunta implicación en seis delitos de robo con violencia e intimidación en estaciones de servicio situadas en distintas localidades de la zona sureste de la Comunidad de Madrid.

La investigación se inició a principios de año, cuando se cometieron dos robos con violencia e intimidación en sendas gasolineras situadas en Mejorada del Campo y Loeches, intimidando a los empleados con un arma de fuego.

En ambos casos los robos se perpetraron por un varón de mediana edad que accedía al establecimiento con vestimenta oscura y el rostro cubierto. En el primer asalto utilizó un casco de motocicleta para ocultarse y en el segundo una bufanda tubular y un gorro.

Las primeras gestiones permitieron constatar que se trataba de la misma persona que amenazaba a los empleados con un arma que portaba en la mano izquierda, por lo que se dedujo que pudiera ser zurdo.

A finales del mes de octubre y tras unos meses de inactividad se volvieron a cometer tres robos con violencia e intimidación en gasolineras ubicadas en la misma zona, de similares características, con la salvedad de que, pese a que en las estaciones de servicio solo entró una persona, las investigaciones permitieron conocer que en estos tres casos participó una segunda persona que permanecía en el interior de un vehículo mientras se producían los hechos delictivos.

Tras un exhaustivo análisis de la información recogida en todos los robos se llegó a identificar a un varón de 30 años, vecino de Loeches, convirtiéndose en el principal sospechoso.

Durante el desarrollo de la investigación se tuvo conocimiento de un nuevo robo con violencia e intimidación en Alcalá de Henares, utilizando en este caso un arma blanca para intimidar al empleado.

Las diferentes gestiones permitieron conocer la identidad de la segunda persona implicada en los hechos, siendo éste un vecino de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid, de 47 años de edad.

Por todo ello procedieron a la detención de los mismos y al registro domiciliario del cabecilla en el municipio madrileño de Loeches, interviniendo un arma detonadora municionada con tres cartuchos de fogueo, cuya apariencia simula ser un arma de fuego real, además de las prendas de vestir y complementos que utilizaba para cometer los robos.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente, quien decretó el ingreso en prisión del cabecilla.

https://www.youtube.com/watch?v=tfKFuEiwEGo

 


Medios

  • Medios

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detenidas cinco personas por robar en dos establecimientos de telefonía de Torrejón de Ardoz

    La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido hace unas semanas a cinco personas implicadas en el robo de varios establecimientos de telefonía en diversas localidades, entre ellos, en dos de Torrejón de Ardoz. Las detenciones se llevaron a cabo en Torrijos (Toledo) y tres de los implicados eran menores.

    Los delincuentes usaban la violencia y la intimidación en sus actos delictivos y llegaron a sustraer más de 30 terminales móviles por un valor superior a los 17.000 euros en el mercado. Dos de sus robos los cometieron en dos tiendas de Torrejón de Ardoz en los que se llevaron 19 teléfonos de alta gama valorados en unos 12.000 euros.

    Las detenciones se produjeron cuando los agentes de la Guardia Civil fueron alertados por la actitud sospechosa de unos individuos que estaban dentro de un coche junto a una tienda de telefonía móvil en Torrijos. Cuando llegó al lugar el indicativo policial y les pidieron la identificación, éstos aportaron datos falsos en un primer momento, aunque, finalmente, los agentes consiguieron averiguar su verdadera identidad y comprobaron que todos ellos tenían antecedentes a nivel internacional.

    “Quiero felicitar a los agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil por la detención de estos delincuentes que habían venido a Torrejón de Ardoz a cometer delitos, ya que ahora nuestros comerciantes podrán estar más tranquilos”, señaló el alcalde, Ignacio Vázquez.

    “La colaboración entre los diferentes Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado es fundamental para mejorar la seguridad, por eso, desde el Ayuntamiento y la Concejalía de Seguridad, siempre nos ponemos a disposición de Policía Nacional y Guardia Civil y les apoyamos en sus investigaciones con nuestros agentes de Policía Local y con nuestros sistemas tecnológicos, como los lectores de matrículas que existen en las entradas a la ciudad o la red de cámaras de tráfico y videovigilancia distribuidas por todo el término municipal”, destacó el concejal de Seguridad y Protección Civil, Juan José Crespo.

  • La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado al robo con fuerza en oficinas de empresas

    Las detenciones se llevaron a cabo en Madrid y Torrejón de Ardoz. Cuatro personas han sido detenidas tras una investigación iniciada con un robo cometido en Salamanca en el que consiguieron apropiarse de 150.000 euros.

    El avance de la investigación desveló que tenían una estrecha relación con conocidos delincuentes especializados en robos con fuerza por el método del butrón y en el uso del soplete de oxicorte y lanzas térmicas.

    En los cuatro registros realizados se han intervenido diversos efectos así como siete vehículos, algunos de ellos utilizados en los robos investigados.

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal itinerante dedicada, presuntamente, al robo con fuerza en oficinas de diferentes empresas de Castilla y León.

    Cuatro personas han sido detenidas tras cuatro registros domiciliarios llevados a cabo en Madrid y Torrejón de Ardoz, acusadas de pertenencia a grupo criminal organizado, delito contra la salud pública y cometer cinco robos con fuerza en Béjar, Salamanca, León y Zamora.

    Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de octubre, tras cometerse un robo con fuerza en unas oficinas de Salamanca, en donde los autores sustrajeron 150.000 euros en efectivo de una caja fuerte que violentaron con un soplete de oxicorte. Las gestiones policiales permitieron identificar a los cuatro presuntos autores del robo, residentes en Madrid y Torrejón y con muy pocos antecedentes a pesar de haber ejecutado a la perfección el robo.

    El avance de la investigación permitió comprobar que tenían una estrecha relación con conocidos delincuentes especializados en robos con fuerza por el método del butrón y en el uso del soplete de oxicorte y lanzas térmicas. Los agentes concluyeron que los detenidos llevaban tiempo cometiendo hechos de este tipo, para lo cual habían aprendido de personas con amplia experiencia delictiva, manteniéndose en el anonimato y siendo desconocidos para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad hasta la presente investigación.

    Llevaban un alto nivel de vida, sin ingresos que justificasen lujos como el uso de vehículos de alta gama, el gasto desmesurado en ocio, ropa de marca, viviendas tipo chalet y viajes, entre otros.

    Además del robo inicial en Salamanca, y a pesar de las restricciones de movilidad debidas a la situación de pandemia, el grupo investigado cometió en los últimos meses otros cuatro robos con fuerza en oficinas de distintos puntos de Castilla y León, todos ellos con el mismo modus operandi. En uno de ellos, llevado a cabo en Zamora el pasado mes de febrero, sustrajeron 42.000 euros en efectivo, además de joyas.

    Durante los cuatro registros domiciliarios practicados en Madrid y Torrejón de Ardoz, los agentes intervinieron diversos efectos de interés para la investigación, además de siete vehículos, algunos de los cuales fueron utilizados en los robos con fuerza investigados.

  • La Policía Nacional desarticula in fraganti un grupo criminal especializado en alunizajes en tiendas de telefonía de toda España

    Cuatro personas han sido detenidas en Burgos cuando acababan de actuar en una tienda de un centro comercial, donde se habían de 77 terminales móviles de alta gama y seis tabletas.

    Se les imputan 24 hechos delictivos similares cometidos en las provincias de Albacete, Almería, Burgos, Cáceres, Ciudad Real, Córdoba, Cuenca, Huesca, La Rioja, Málaga, Murcia, Navarra y Zaragoza.

    Contaban con gran capacidad para desplazarse por todo el territorio nacional y para actuar a un ritmo frenético, como lo demuestra el hecho de que la noche anterior cometieran otro robo con fuerza en Albacete.

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal de aluniceros al detener, in fraganti, a cuatro personas que acababan de violentar, presuntamente, una tienda de telefonía en el interior de un centro comercial de Burgos, en donde se apoderaron de 77 terminales móviles de alta gama y seis tabletas. Los detenidos viajaban a bordo del mismo vehículo que habían utilizado durante la madrugada anterior para cometer un robo con fuerza similar en la ciudad de Albacete, lo que demuestra la gran capacidad de desplazamiento por todo el territorio nacional de esta organización. Hasta el momento, se le ha podido imputar un total de 24 robos con fuerza mediante alunizaje y 19 sustracciones de vehículos.

    Las investigaciones, que se prolongaron durante meses, se iniciaron cuando los agentes se percataron de la existencia de un grupo criminal especializado en robos con fuerza en establecimientos de telefonía, ubicados tanto en centros comerciales como en la vía pública, y repartidos por todo el territorio nacional. Las informaciones recabadas por la Policía Nacional pudieron constatar el ritmo frenético de esta organización, así como los daños ocasionados en cada una de sus ejecuciones.

    Sus intervenciones delictivas presentaban un patrón común, que consistía en fracturar los acristalamientos o persianas de los establecimientos mediante el uso directo de vehículos o de mazas y picos. Obtenían, de esta manera, cuantiosos beneficios de manera rápida y sencilla.

    Para la ejecución de estos hechos ilícitos, utilizaban vehículos robados de gama media, los cuales eran utilizados como ariete. Para la huida, sin embargo, utilizaban turismos de gran cilindrada y de mayor volumen, también sustraídos, los cuales aparecían posteriormente rociados en su totalidad con extintores, consiguiendo de esta manera borrar los vestigios biológicos que pudieran ser hallados en la inspección ocular técnico policial. Estos vehículos portaban matrículas sustraídas que, en ocasiones, iban sobre la placa original del vehículo.

    La organización, altamente especializada en este tipo de delitos, realizaba labores previas de captación de información de los lugares donde iban a cometer el robo, analizaban los vehículos a utilizar y llevaban a cabo la sustracción de los mismos. De manera previa a la intervención que provocó el arresto de los cuatro miembros de la organización en Burgos, ya habían llevado a cabo otro hecho similar en la misma ciudad tan solo 20 días antes. En esa ocasión, en apenas un minuto y medio se apoderaron de 122 teléfonos de gama alta valorados en más de 82.000 euros.

    Los detenidos, junto a las diligencias tramitadas, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Burgos, el cual ha decretado el ingreso en prisión de tres de los cuatro detenidos, quedando en libertad el único que carecía de antecedentes. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas imputaciones y detenciones.