I Ruta de la Denominación de Origen en Loeches

I Ruta de la Denominación de Origen en Loeches

La concejalía de Turismo y los Hosteleros de Loeches han creado una ruta que ofrece vinos con denominación de origen, acompañados con tapas, que tendrá lugar durante el 4 y 13 de Marzo. 

Esta es una iniciativa más para dinamizar el turismo y fomentar las visitas en estos primeros días de marzo, destinada a hacer las delicias de cualquier visitante, pero también de los vecinos de Loeches.

Una copa de buen vino y un aperitivo, al precio de 3 euros, hacen que en estas fechas los establecimientos que participan sean embajadores de las diferentes Denominaciones de Origen de los excelentes vinos españoles.

En cualquiera de estos establecimientos: Bar Flor, Cafetería ArcoHiris, Cocktail-Bar Al Alba, Bar Loeches, Bar Capitol, Cafetería Rocío y Cafetería Cariben, los vecinos y visitantes se pueden beneficiar de esta promoción.

Una vez más, la concejalía de Turismo apuesta por la colaboración con los hosteleros y confía en su saber hacer para que estos diez días sean para “comerte Loeches”.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Nueve personas detenidas y dos investigadas por estafar a una empresa del sector vinícola con el "timo del nazareno"

    Desarticulada una red de falsas empresas que revendían botellas de vino usando el timo del nazareno. La organización desmantelada creó más de 90 empresas ficticias a través de las que hacían los pedidos de vinos que no pagaban después.

    Han estafado más de 125.000 botellas de vino que revendían cambiando la etiqueta.

    La Guardia Civil ha desarticulado una red de falsas empresas que estafaban botellas de vino a través del timo de nazareno. La operación Dolio se ha saldado con nueve detenidos y dos investigados –entre 34 y 81 años- como autores de los delitos de blanqueo, estafa, falsedad documental, contra la propiedad industrial, receptación y pertenencia a organización criminal.

    El timo del nazareno era el modus operandi por el que llegaron a conseguir 125.000 botellas de una empresa vinícola localizada en Burgos. A través de alguna de las 90 empresas ficticias que tenían, los detenidos encargaban el vino a la empresa proveedora, que admitía en cobro en pagarés.

    Una vez entregado el producto pactado –que supera los 129.320 euros-, la empresa víctima comprueba que todo ha sido una operación fraudulenta ya que dichos pagarés carecen de fondos.

    Para ejecutar la estafa siempre realizaban la misma estrategia. Consistía en crear una empresa ficticia y elegir un comercio suministrador de mercancías. Al principio suelen hacer pequeños pedidos y pagan al contado, ganándose la confianza de las víctimas potenciales. Más adelante realizan grandes suministros de mercancía y aplazan el pago. Una vez recibido el encargo, de manera repentina, se llevan el género facturado y desaparecen sin abonarlo.

    Posteriormente, la organización cambiaba las etiquetas y revendía el vino estafado por valor superior dándole una apariencia de mejor calidad.

    Con base de operaciones en La Rioja, la red utilizó dos empresas ficticias conectadas entre sí -una ubicada en Madrid y otra en Valencia- para cometer las estafas. Para complicar la posible investigación, crearon ramificaciones en las provincias de Navarra, Lugo, Valencia, Toledo y Madrid, lugares donde se han practicado todas las detenciones.

    La Guardia Civil ha logrado recuperar en Zaragoza y Navarra parte del vino sustraído, concretamente 3.160 botellas de vino y 60 envases de cinco litros. Este producto ya había sido reetiquetado para su introducción en el mercado.

    Las 90 empresas ficticias no tenían actividad comercial ni patrimonio conocido, se usaba como sociedades instrumentales para blanquear el beneficio económico de las ventas ilícitas de los productos vinícolas.

    El grupo de estafadores estaba perfectamente organizado y contaba con una estructura jerarquizada. Cada miembro del mismo tenía funciones específicas y concretas en el desarrollo de las actividades ilícitas.

  • El centro medioambiental Chico Mendes de Rivas pone una caminata por el Cerro del Telégrafo y su senda del esparto

    Ruta ecológica por la naturaleza de Rivas Vaciamadrid. Ruta matinal por el pequeño monte ripense, oteadero que regala unas vistas del entorno de la localidad madrileña.

    Con la llegada del buen tiempo, el centro de recursos ambientales Chico Mendes propone rutas ecológicas para conocer el entorno natural del municipio. La del viernes 26 de julio invita a descubrir el cerro del Telégrafo, un monte bajo situado al norte de la localidad y en cuya falda oeste se erige el equipamiento municipal. Desde él se emprende la marcha para remontar su cima y descolgarse luego por la senda del Espartal, ya en la ladera este.

    "Esta ruta transcurre por uno de los entornos naturales con más tradición en el uso del esparto: una planta con importantes aplicaciones en nuestra sociedad hasta la llegada del plástico. Descubriremos la vegetación y fauna asociada a esta peculiar geomorfología y cómo se ha visto modificada a lo largo de la historia por las diferentes actividades humanas que han determinado el modelaje del paisaje", explican en el Chico Mendes, que organiza la caminata.

    El paseo servirá, además, para "recordar la importancia del entorno del cerro del Telégrafo, también desde el punto de vista histórico como lugar estratégico de comunicación".

  • Una nueva ruta para descubrir la “despensa de Madrid” en Morata de Tajuña

    A través de cerca de 8,5 kilómetros el visitante puedes descubrir la fértil vega morateña y su patrimonio natural, industrial e histórico. Descubrir el origen de la antigua Huerta de Madrid es la última propuesta de las nuevas rutas senderistas de Morata de Tajuña.

    Cerca de 8 kilómetros y medio para descubrir la extensa y fértil vega morateña y su patrimonio natural, industrial e histórico.
    A través de la nueva ruta ‘Vía de la Vega’, quienes se acerquen hasta el municipio conocerán uno de los parajes más característicos e importantes históricamente de Morata: su vega.

    Más de una veintena de señales e indicaciones guiarán al visitante por esta ruta cuasi circular, que se puede realizar desde la zona este, por la salida a la Vía Verde del Tajuña en dirección a Perales de Tajuña, o bien desde la zona sur de la localidad, junto a la carretera M-315 con dirección a Valdelaguna.

    Un recorrido a lo largo de lo que fue la “despensa de Madrid” a través de paisajes de ribera y cantiles yesíferos en los que abundan los cultivos de ajos, de los que se extraen cada año entre tres y cuatro millones y que convierten a Morata en uno de los municipios con mayor producción de la Comunidad de Madrid y del centro peninsular; o largas hileras de olivares, que producen el 25% de las aceitunas para aceite de la región.

    Cultivos de secano que se aglutinan en torno a huertas y frutales surcados por acequias y presas de origen morisco, en lo que se constituye como una de las mayores intervenciones humanas de la ribera del Tajuña y cuyo uso ha llegado hasta nuestros días.

    A lo largo del recorrido, el visitante podrá también descubrir alguno de los edificios más emblemáticos de la vega, como el Museo de la Molinería ubicado en el Molino de la Huerta de Angulo, del siglo XVIII, el único que se conserva en funcionamiento en la Comunidad de Madrid y que está abierto al público todos los fines de semana y festivos.

    Otro ejemplo de pasado industrial de Morata de Tajuña asociado a la utilización de las aguas del Tajuña es el complejo industrial de la Isla Taray, hoy convertido en una residencia de mayores. Desde sus orígenes como a Real Fábrica de Tejidos e Hilados hasta su presente, el inmueble ha albergado también una fábrica de papel, del que salía el papel para los periódicos madrileños de mitad del siglo XIX; pasando por la producción de electricidad en los albores del siglo XX. Y siempre bajo la atenta mirada Morata de de un majestuoso plátano de 180 años incluido en el Catálogo de Árboles Singulares de la Comunidad de Madrid.

    La Casa de la Magdalena, que fue una ermita hasta finales del siglo XVIII y que hoy es una casa de labor, o el Palomar de La Estacá, ambos ejemplos de la arquitectura tradicional, completan un recorrido el que también se podrán observar topos, zorros, erizos, tejones, abejarucos, estorninos o salamanquesas.

    La nueva señalización se añade a la ruta de Los Secretos de la Vía Verde que recorre otras zonas de la vega morateña y supone una opción más para aquellos visitantes que llegan a Morata atraídos por la oferta gastronómica y cultural del municipio.