Imprimir esta página
La Policía Nacional detiene en Torrejón de Ardoz a 8 personas y recupera 25 vehículos

La Policía Nacional detiene en Torrejón de Ardoz a 8 personas y recupera 25 vehículos

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal altamente especializado en Torrejón de Ardoz en una operación que se ha saldado con ocho detenidos. La banda utilizaba dos naves industriales abandonadas y ocupadas ilegalmente, para almacenar los vehículos robados que vendían por piezas en el mercado negro.

Utilizaban dos naves industriales abandonadas y ocupadas ilegalemente en Torrejón de Ardoz para despiezar los vehículos robados. El extraño comportamiento de los supuestos trabajadores tanto al entrar como al salir del almacén, llamaron la atención de la policía que, el pasado mes de septiembre, impulsó la operación que ahora se salda con la detención de ocho personas. Entre todos ellos, acumulaban más de un centenar de antecedentes.

Tras los primeros días de vigilancia, comprobaron que los mismos individuos que tantas precauciones tomaban para entrar y salir de la nave industrial, empleaban otro recinto cercano. Procedieron, entonces, a dar el alto a una de las furgonetas que acudía al lugar, y comprobaron que en el interior llevaban piezas robadas de un vehículo de alta gama. En el registro posterior de los almacenes, localizaron una furgoneta e identificaron piezas de más de 25 vehículos sustraídos, así como una inmensa montaña de chatarra y escombros. La Policía Nacional sigue analizando el material para identificar piezas de más vehículos sustraídos por la banda.

Según la policía, la banda tenía un reparto claro de funciones, desde el líder encargado del robo de coches de gama media y alta por toda la Comunidad de Madrid, a vigilantes y encargados del despiece en el interior. Lo vehículos robados se quedaban en la calle toda una noche para, después, para desapercibidos entre el resto del tráfico. Las naves utilizadas eran "locales industriales ocupados donde sus moradores hacían labores de guarda y recibían una cantidad de dinero por cada coche que era despiezado en la misma". Eran avisados previamente de la llegada de una vehículo sustraído y,tras comprobar las inmediaciones, procedían a la apertura de la puerta para que el vehículo pudiese ser introducido con rapidez.

Además habían realizados enganches ilegales al suministro eléctrico para realizar su labor mecánica causando un perjuicio a la compañía eléctrica superior a los 40.000€.

Otros miembros se encargaban de la retirada de los motores y catalizadores, que eran vendidos rápidamente por su alto valor en el mercado negro. El resto del vehículo era desguazado con radiales para su venta a peristas. Las partes que no lograban colocar en el mercado eran amontonadas al final de la nave.

Fruto de la investigación se procedió a la detención de ocho personas como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza, pertenencia a grupo criminal, robo de vehículo, receptación y defraudación de fluido eléctrico. En los registros se han intervenido, aparte de los vehículos, abundante herramienta para el despiece de los coches, diversas armas blancas, una catana y un sub-fusil de asalto de imitación.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)